Deportivo Aguilares le ganó a la violencia

Por la semifinal vuelta del Federal C Zona Oeste, el “Super Depor” se impuso ante su clásico rival, Jorge Newbery, por 2 a 1 en un partido cargado de inconvenientes. Los goles los marcaron Ramiro Rodríguez y Ariel Aragón para la visita y descontó Mauricio Salazar en el local.


 

La euforia y los nervios se fueron opacando. Una tarde clásica se vivió en Aguilares, la ciudad de las avenidas, donde sus dos equipos más importantes se definían la clasificación a la final por el ascenso al Federal B. En el partido de ida, empataron 0 a 0 y dejaron abierta la llave. Ganó Deportivo Aguilares por 2 a 1, en un encuentro donde lo que menos hubo fue fútbol. 

En el primer tiempo, el local comenzó tomando el protagonismo inicial. Presionó en el área de Aguilares y aprovechó la velocidad de su delantero, Diego Herrera, para proporcionar sus ataques. Hasta que en el minuto 16, un centro desde la derecha de Ariel Aragón, encontró la cabeza de Gabriel Soto que bajó la pelota para que encontrará habilitado a Ramiro Rodríguez que fusiló al arquero Sergio Romero para poner el primer tanto del marcador. En esos instantes, donde los visitantes festejaban, una bomba de estruendo cayó cerca del guardavalla Nahuel Fernández, por lo que el cotejo estuvo demorado un par de minutos. Este suceso no fue el único. A los 36′, Aragón se preparaba para ejecutar un tiro de esquina y, esta vez, fueron dos explosivos pirotécnicos que cayeron sobre la humanidad del número 10 del “Súper Depor”. Anteriormente, una bengala de humo color celeste, cayó desde afuera del estadio. Pese a esto, el árbitro Diego Rodríguez Fernández, de manera inentendible decidió continuar con el partido. A los 42′,  “El Gordo” Aragón, ejecutó un tiro libre que sorprendió a todos los presentes, incluso a Romero, que cuando quiso sacar el balón, ya estaba dentro. De esta manera, el encuentro se ponía 2 a 0 y finalizaba la primera parte.

Triste/ El arquero Nahuel Fernández es asistido tras explotarle una bomba de estruendo cerca.

En el complemento, Floreal García, mandó a la cancha al ídolo del club rojo, Mauricio Salazar. Rápidamente, a los 6′ un centro fue bajado en el segundo palo por Herrera para que Salazar estrelle en la red el descuento. A partir de ese momento, hubo baches en el partido. El jugador más claro que contó en canchaRicardo Amaya fue Aragón. En momentos de embestida por parte de Newbery, “El Gordo” supo aprovechar cada oportunidad para filtrar pases en profundidad para Diego Velardez, que este mismo desperdició una chance clara para estampar el tercer tanto de su equipo. A los 40′ una dura falta deSebastián Delfrari hizo que Rodríguez Fernández le muestre la tarjeta roja. Acto seguido, a los 42′, nuevamente “los simpatizantes” por llamarlos de una manera, del local, ingresaron al campo de juego por lo que el juego estuvo detenido y el juez aún así en esas condiciones, permitió que el encuentro se siga hasta el final. En el minuto 45′ Salazar pegó una patada brutal por lo que se fue expulsado y de esta manera el encuentro finalizó.

No pasó dos segundos que el pito del árbitro sonó y el Estadio Aviador se vió invadido por los mismos violentos de siempre. El entrenador, “Calu” Amaya, recibió golpes de puño por parte de los inadaptados que ingresaron al campo de juego. Hubo piedras que volaron por todos lados y periodistas que se resguardaron donde podían ante este accionar. La policía que se encontraba en el campo de juego, acudió a lanzar gases lacrimógenos y tiros con sus escopetas. Hay muchas hipótesis y análisis interminables de quiénes fueron los responsables y si había posibilidades de evitar esta situación nefasta. El primer nombre que está en juego es el del árbitro Diego Rodríguez Fernández que solo el sabe porque el encuentro siguió disputandose ante hechos violentos sobre los jugadores de Deportivo Aguilares. Lo que se vió con malos ojos fue la poca cantidad de efectivos policiales (75) que hubo para custodiar un evento que tiene antecedentes de este tipo. Sobre el final el DT Amaya dijo: “Estamos bien. Gracias a Dios no pasó nada grave”, manifestó. El saldo de este suceso fue 15 simpatizantes heridos y uno en estados de gravedad.

Lo cierto es que el ganador fue Deportivo Aguilares. A la vista está Unión Güemes de Salta. El encuentro de ida se disputará el próximo fin de semana en el Estadio Don Agustín Fernández y el partido de vuelta será ena vecina provincia por saber quién será el que consiga el tan ansiado ascenso al Federal B.

Síntesis

Jorge Newbery: Sergio Romero (4); Sergio González (5), Roque Carrizo (6), Jorge Luis Castro (5) y Matías Carrizo (4); Emanuel Díaz (5), César Mateucci (6), Juan Pablo Aguirre (5) y Diego Herrera (7); Sebastián Delfrari (6) y Matías Atensio (5).

DT: Floreal García

Deportivo Aguilares: Nahuel Fernández (7); Ramiro Rodríguez (6), Gabriel Soto (7), Martín Pedraza (5) y Gerardo Sosa (6); Ignacio López (6), Jorge Díaz (5), Javier Mangarella (5) y Ariel Aragón (8); Daniel López (6) y Diego Velardez (6).

DT: Ricardo Amaya.

Cambios: 45′ PT Mauricio Salazar por Emanuel Díaz (JN), Eduardo Acosta por Jorge Luis Castro (JN), Alexis Mercado por Javier Mangarella (DA), 21′ ST Cristian Corbalan por César Mateucci (JN), 21′ ST Jonathan Alderete por Daniel López (DA), 33′ ST Oscar Carrizo por Ariel Aragón (DA).

Amonestados: 2′ PT Ramiro Rodríguez (DA),  44′ PT Ariel Aragón (DA), 45+ PT Diego Herrera (JN), 2′ ST Alexis Mercado (DA), 7′ ST Roque Carrizo (JN), 29′ ST Cristian Corbalan (JN).

Expulsados: 40′ ST Sebastián Delfrari (JN), 45′ ST Mauricio Salazar (JN).

Árbitro: Diego Rodríguez Fernández.
Asistente 1: Saulo Avellaneda.
Asistente 2: Rodrigo Ballesteros.

Estadio: Aviador Jorge Newbery.

 

Deja un comentario